¡Por fin llegó septiembre!, puede que os parezca raro, pero yo lo estaba deseando. Para empezar porque estreno blog nuevo. Llevo medio mes de agosto preparándolo y… aunque le queden algunos retoques, confieso que estoy pletórica.

Necesitaba un cambio de aires y sobre todo, sobre todo, necesitaba un slider, una página de inicio más dinámica y visual, no me digáis que no, ¡lo estaba pidiendo a gritos! ¿Y qué mejor momento que este para hacerlo? Como siempre ando tan liada, entre un blog, otro, el trabajo, los niños… Nunca encontraba el momento adecuado. He aprovechado la pausa vacacional de mi blog (que no la mía propia) para dedicarme a ello.

Nuevo-blog-sgd

Me siento orgullosa de mí misma. Temía hacerlo, pensaba que iba a ser un lío tremendo, ¡dificilísimo! Y… bueno, un poco de lío sí que ha sido en algún momento, no te lo voy a negar, pero nada insuperable. Me he topado con algunas barreras que he derribado sola y gracias a ellas he aprendido muchísimo. También he tenido que pedir ayuda a veces, es genial tener a alguien que te eche una mano cuando te bloqueas con algo. En mi caso tengo una hada madrina llamada Roma Gutiérrez (compañera en Makamo), ¡gracias!

Por si estás pensando hacer lo mismo que yo, cosa que te animo, te voy a contar un poco mi experiencia y a dejarte algunos enlaces.

Cambios en CSS

En mi caso, he retocado muchas cosas del template inicial, para empezar el ancho de la página. La verdad es que eso no es recomendable, pero a pesar de todo lo he hecho. Si no, todas las imágenes de todos los post ya publicados iban a quedar muy pequeñas con respecto al ancho de texto. Además de que esto puede suponer un problema, ya son las menos las veces que encuentras imágenes de tantos píxeles de anchura. Para este tema os dejo una buena Guía de personalización WordPress.

He podido apreciar esto es tendencia, que cada vez los templates son más grandes, supongo que es lógico dado que las pantallas crecen.

Plugins

Otro tema que me ha traído por la calle de la amargura, los plugins, ¡dichosos! La de veces que me habré fastidiado cuando, teniendo el blog alojado en wordpress, me topaba con que no podía hacer esto o aquello porque hacía falta un plugin… Pues toma dos tazas. Les he llegado a coger manía y todo. Hay cientos, montones para una misma utilidad: lo buscas, lo instalas y cuando lo ves te das cuenta de que no es para nada lo que quieres. Lo desinstalas, lo borras y vuelta a empezar. En estas me llevé un par de días y ya fue cuando le pedí una ayudita a mi hada madrina. Mano de santo, de ahí para delante ningún problema más. Algunos links que me sirvieron en este trance:

  • Plugins de WordPress que hacen molar a tu blog, aunque no los usé todos, me parece un post completito y que puede serte de ayuda.
  • Meisi, un blog con muchas cositas útiles, entre otras, este post que te enlazo para el botoncito de pin it.
  • Webempresa, en su apartado de Aprende WordPress también te ayudan, a mí me sirvió mucho este post para el plugin para insertar el TL deTwitter.
Redireccion

Para terminar y no menos importante: redireccionar todas las visitas a mi antiguo blog de WordPress hacia el nuevo. En este año y pico que llevo con mi blog he conseguido un buen posicionamiento, perder todo eso ahora (por muy bonito que me quede) sería una gran equivocación. Otra vez con un poco de ayuda de tú ya sabes quién salí del atolladero. WordPress te lo pone fácil, eso sí, por un módico precio. Te dejo el enlace a la página de Palel donde te lo explican la mar de bien.

Con esto y con un poquito de ganas en un segundo te plantas con tu nuevo y renovado blog. Te animo a que lo hagas, lo vas a disfrutar. Al menos yo he disfrutado como una enana con este reto superado. Ahora, a vivirlo, ¡yuhuuu!

Mujer plural. Diseñadora gráfica, community manager y madre ocupadísima. Me gusta leer y escribir, sobre todo de diseño, ilustración, tipografía y arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *