Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Mary

De nuevo tenemos aquí a esa señorona de la que os hablé la semana pasada: la crítica. Supongo que ya todos hemos empezado a mirarla con buenos ojos, ¿verdad? Bueno, al menos a la que se apellida constructiva. Criticar es bueno, ya lo dije el otro día, pero si se hace sin tacto no servirá de nada.

Si eres tú el criticado también debes estar dispuesto a recibir las opiniones ajenas de forma positiva. Si estás con la escopeta cargada esperando que alguien diga “mu” para justificarte, mal vamos. El que te hace feedback está prestándote atención, está dedicando su tiempo a mirar nuestro trabajo y eso es muy de agradecer.

A la crítica en diseño gráfico hemos de verla como una oportunidad. Cuatro ojos ven más que dos y si son seis ojos, ¡mejor! No podemos perder la ocasión de tener más información sobre nuestro trabajo y averiguar así qué áreas requieren cambios o perfeccionamiento.

Veamos ahora algunos consejos para recibir críticas:

  • Pregunta siempre. Tras escuchar con atención, ante cualquier ambigüedad, pregunta. Conoce los motivos que generan la crítica, llega hasta el fondo, conoce cómo ha llegado a esa conclusión. Toma notas para leerlas con más detenimiento más tarde.
  • Objetividad al poder. No te justifiques ni te defiendas. Ve directo al grano, no te dejes llevar por tus emociones y encuentra objetivamente lo que se critica. ¿Qué te aporta?
  • No es personal. Si alguien critica a tu persona y no tu trabajo, descártalo inmediatamente. Igualmente, si alguien te critica aportando valor, no debes tomártelo como algo personal.
  • Elige las críticas. Debes ser selectivo con las críticas. Ten en cuenta las posibilidades, los pros y los contras para que tu trabajo avance.
  • Poco a poco. Usa las críticas en tu favor y en un tiempo adecuado. Una vez hechos los cambios, puedes de nuevo someterlo a crítica.
  • Da las gracias. Agradecer las críticas te engrandece y da valor a tu proyecto. Se te verá modesto y humano y eso le gusta a cualquiera. A partir de ese momento se interesarán mucho más por tu trabajo. Sobre todo, por cómo evoluciona el proyecto en el que te han hecho feedback.

¿Y si criticamos nosotros? Más consejos:

  • Empieza por lo positivo.
  • Sé concreto, no generalices con tus críticas: preciso y objetivo.
  • Si tienes un mal día, dilo, porque tus críticas pueden ser mucho más ásperas.
  • Puede ser que sientas envidia de ese excelente trabajo, no te dejes llevar por ella.
  • Critica el proyecto, no la persona, nada de valoraciones morales.

Y ahora ya para que le des un beso en los morros a esta señorona que nos cae tan simpática, analicemos, ¿qué pasa si nos critican?

  1. Vamos a hacer las cosas de otra manera.
  2. Pensaremos más y mejor en soluciones para nuestro proyecto.
  3. No perderemos dinero ni tiempo tirando por un camino que no tiene salida.
  4. Nos daremos cuenta antes de nuestros errores y estaremos preparados para mejorar.

y… ¿qué pasa si nos halagan?

  1. Todo seguirá igual.
  2. No sabremos qué errores hemos cometido.
  3. Nuestra vanidad crecerá.

Ahora ya debes estar ya totalmente convencido de que si nos critican tenemos mucho que ganar. Así que, ya sabes, no dudes en pedir opiniones sobre tu trabajo a todo aquel que te merezca respeto y cuya opinión te importe.

Fuentes: Psicología para creativos, Gustavo Gili y Guernik. Imagen: Héctor Landaeta, xchng.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page
Mujer plural. Diseñadora gráfica, community manager y madre ocupadísima. Me gusta leer y escribir, sobre todo de diseño, ilustración, tipografía y arte.

4 Thoughts on “Cómo afrontar y emitir críticas (o el feedback en diseño gráfico, II)”

    • Gracias!!! No es común que cometa faltas de ortografía, pero esta tiene tela. No tengo ningún tipo de justificación, pero claro, word no me la marcó porque la palabra alagar existe. Mira por dónde he aprendido algo al fin y al cabo. De nuevo, un enorme gracias! Saludos

  • Laura lo que comentas es aplicable al trabajo de diseñador y a la vida misma, y tus conclusiones me han hecho pensar en los niños de hoy, son dioses con enormes vanidades. Por cierto geniales consejos e ideas para afrontar las críticas!

    Hasta pronto
    Mariona

    • Tienes razón Mariona. El escribir estos posts me ha hecho reflexionar sobre mi misma y sobre cómo digo las cosas. En realidad, nos pasamos la vida dando nuestro punto de vista, o sea, nuestra crítica. Yo precisamente pienso que soy excesívamente crítica con mi hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *