Un día cualquiera, nos encontramos mostrándole a un cliente una propuesta de diseño. Nos ha quedado genial, pero el cliente parece insatisfecho. Si le gusta, le gusta, pero… “¿aquí que vamos a poner?” ¡Ya estamos con lo de siempre! Ese miedo terrorífico al espacio en blanco (o en rojo, verde, amarillo, da igual el color), al espacio vacío. No hay manera, no hay forma de hacerles entender que el espacio en blanco, dignifica.

Sólo piensan en que es un espacio perdido, que ya que se gastan el dinero, pues habrá que sacarle partido, ¿no? El cliente sólo ve un espacio desaprovechado que se podría utilizar meter más información o para repetir la oferta, etc.

Ese “vacío” es, en otras palabras, una luz que alumbra y da importancia al mensaje que se quiere transmitir. Mientras menos luz haya (o menos espacio en blanco),  peor se transmitirá el mensaje. Conseguimos que lo importante se pierda entre lo superfluo. Con cada elemento que le añadimos al diseño, le restamos importancia al elemento principal.

Esa zona donde no hay nada es necesaria para mantener el equilibrio y el orden en el diseño. ¿Qué pasa si recitas una poesía toda de un tirón, sin ni siquiera respirar?, pues que ni es poesía ni es nada.

Hay otras cuestiones sobradamente conocidas por los diseñadores gráficos como por ejemplo, poner las letras más grandes, que se vea mejor o más colores. Y el rey de reyes: que llame más  la atención… o lo que es lo mismo, que sea una horrenda combinación de colores chillones y tipografías peculiares.

Y es que parece que vivimos en el siglo pasado, entonces, quizás ese tipo de diseño te diferenciaba del resto. Ahora, estamos totalmente saturados de información y obtener la atención del público es difícil. No por añadir más elementos, de mayor tamaño o más colores, obtenemos más su atención. Puede que todo lo contrario. Si lo saturamos, su ojo pasará rápidamente a otra cosa.

Lo importante es diferenciarnos del resto y quedarnos en la retina de nuestro público. ¿Creéis que esta es la forma?

Os dejo algunos ejemplos:

BMW

LEGO

SENSODYNE

Fuente: SleekAndSexy

Mujer plural. Diseñadora gráfica, community manager y madre ocupadísima. Me gusta leer y escribir, sobre todo de diseño, ilustración, tipografía y arte.

One Thought on “¿Y aquí qué vamos a poner?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *