Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Hace unos días terminé un curso en Domestika, su nombre es Fotografía para redes sociales: Lifestyle branding en Instagram, algo farragoso, pero atractivo, ¿verdad? E n los tiempos que corren, no es  un asunto nada desdeñable. Sobre todo porque en los años que llevo dándole a esto de las redes sociales es Instagram la red menos conocida para mí.

Hace algunos meses comencé a llevar los medios de un restaurante, El Americano y ahí tuve que enfrentarme más cara a cara con la red de redes de fotografía. Me sentía extraña e incluso intrusa. Así que cuando vi este curso dije: es para mí.

¿He aprendido mucho? Rotundamente sí. A pesar de que las profesoras hace tiempo que no responden a los comentarios, no califican trabajos, ni responden a las menciones, en eso no tengo más que darles un suspenso. Pero para aprender no hace falta nada más que voluntad. Esa es mi opinión. Yo me he bebido todo lo que las chicas Bond han vertido en este curso y lo he sumando a mis conocimientos.

Lo primero y muy importante: tener una buena cámara. Lo que es, es. Y el móvil sirve para montones de cosas además de para hacer fotografías. Una cámara en condiciones te aportará un calidad que el Smartphone, por más fresco y espontáneo que pueda ser, nunca te dará. A mí me han dejado una y tras la experiencia me he convencido de que me voy a comprar una por el estilo. Ahorraré.

Lo segundo: Fíjate en el detalle. Partamos de la base de que tu producto es bueno. Lo superfluo se convierte en decisivo para que la foto pase a ser mejor, para que cuente algo más, además de lo obvio. Súmale a tu imagen, ¿cuál es la historia que quieres contar? Los detalles convertirán tu imagen en algo especial y diferente, rellenarán los huecos.

Y por último: El apoyo. No sólo de fotos vive Instagram. También le van los videos y los contenidos adicionales. Así que tendrás que pensar y currártelo un poco más para que tu público no se aburra y los seguidores de tu cuenta crezcan, más y más.

Ahora te cuento mi proyecto en particular: El Americano Diner es un restaurante que está en Tomares un pueblo cercano a Sevilla. Es un local familiar ambientado y decorado como un auténtico diner americano tan típico en los años 50. Sirven hamburguesas, ensaladas, sándwiches, perritos calientes, tex mex, batidos de helados, brownies, todo delicioso, ¡doy fe!

El proyecto del curso comienza con la elaboración de un manual de marca en el que detallas conceptos que asocias a tu marca de trabajo.

En el Moodboard buscas imágenes que se parezcan a la que tú quieres dar con tu marca.

©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Finalmente, tenemos dos tipos de fotografía: las de producto y las de usabilidad. En las primeras sólo aparece el producto, mientras que en las segundas, trabajamos con una modelo que “usa” o consume, más bien, el producto o que habita el entorno corportativo.

Foto producto

Producto ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Producto ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Producto ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Producto ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Producto ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Foto usabilidad

Usabilidad ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Usabilidad ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Usabilidad ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Usabilidad ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Usabilidad ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

Para el día a día en el trabajo resulta muy útil hacer un tablero donde probar cómo se verán tus imágenes una vez subidas a Instagram, ¿no te ha pasado que has subido una foto y cuando visualizas tu perfil ves que se pega patadas con la imagen que tiene al lado? Si te anticipas elaborando este tablero, esto no te pasará.

Grilla ©El Americano Diner I Instagram I Singular Graphic Design

¿Te recomiendo el curso? Depende, sobre todo de la base y del interés que tengas. Si no sabes nada de redes sociales, tampoco te servirá de mucho. El precio es muy económico así que para mí, rotundamente, ha valido la pena.

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Mujer plural. Diseñadora gráfica, community manager y madre ocupadísima. Me gusta leer y escribir, sobre todo de diseño, ilustración, tipografía y arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *