Soy diseñadora gráfica y trabajo en casa

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Buffer this page

Como todos sabéis, soy diseñadora gráfica. Este es un sector en el que abundan los que como yo, trabajamos desde casa. ¡Qué bien!, dirán algunos, muchos, seguramente… Pues que sepáis que esto no es la panacea, trabajar en casa, ser freelance, tiene sus contras además de sus pros. Vamos a profundizar un poco en este tema que por suerte o por desgracia, conozco muy bien.

61022_7814

Trabajar solo, trabajar desde casa, desde el bar de la esquina… Gracias a la comunicación digital estamos totalmente liberados. Basta con tener algunos medios para poder colocar la oficina en cualquier parte. Esto era algo totalmente inconcebible hace no tanto tiempo, ¿verdad? Cuando el mundo laboral y el ocioso o familiar eran diferentes. Cuando terminabas tu jornada, salías de la oficina y disfrutabas de tu tiempo libre… ¿Se nota que siento cierta añoranza? ¡Qué quieres que te diga!, sí, la siento. El estar tan conectado, tan disponible, puede convertirse en una pequeña pesadilla. No te creas que estoy en contra de todos estos adelantos y ventajas que tiene el estar hiperconectados, pero no podemos negar que también tiene sus inconvenientes.

Os voy a contar un poco mi historia de trabajadora autónoma. Cuando terminé la carrera de Diseño Gráfico en el IED, busqué trabajo con ahínco y lo encontré. Nada más llegar me pusieron la condición de hacer un contrato comercial, o sea, trabajar como empleada encubierta: ser autónoma. Con las ganas que tenía yo de hacer lo que fuera, me metí de cabeza.

Un año después, comencé a hacer también trabajitos por mi cuenta, fuera de la empresa en la que “trabajaba”. ¡Geniales ingresos extras! Tuve algún que otro disgusto: clientes que no te pagan, o los que te corrigen una y otra vez un trabajo “terminado” con tendencia al infinito… Aprendí rápido a poner límites y a ser más rígida en mis condiciones previas.

Ya hace tiempo que me mudé de ciudad y dejé aquel trabajo. Entonces estaba bien porque yo salía por la mañana al curro, veía a mis compañeros, me relacionaba… y a la hora de comer marchaba a casa y seguía con mi trabajo extra. Esa es una de las grandes carencias que tiene el trabajar en casa. No salir a la calle, ni ver gente, ni marcarte un ritmo. Puede que pienses que eso es mejor, pero necesitamos salir a diario y oxigenarnos. Yo tengo dos hijos y un perro. Afortunadamente, llevo a los niños al cole/guardería, saco a pasear un rato a mi perro… Eso, aunque me robe algo de tiempo, me ayuda a marcarme un ritmo en el día y a que me dé el aire un poquito, algo que es bueno y necesario.

Como estoy en casa casi todo el día siempre tengo presente las labores del hogar pendientes. Depende de tu naturaleza, de tu forma de ser, el que eso te importe o no. Pero si tienes dos enanos que se arrastran por ahí, que se ensucian mucho y que tienen que comer… créeme, te importará. Así que yo envidio a la que se va a trabajar y aunque le pese, lo tiene que dejar todo tal y como está. El emplear parte de tu tiempo en lavadoras, comidas y demás reduce tu jornada matutina. Yo acabo trabajando a cualquier hora que tenga un minutito. Por la mañana un rato, después de comer, después de cenar y mi tiempo libre se ha ido directamente a la basura!

Menudo cuadro os he pintado. ¡Menos mal que me gusta mucho mi trabajo! Como es habitual, esto se alarga, así que la semana que viene os daré algunos consejos sacar el mejor provecho al llamado “teletrabajo”. Por supuesto, espero que me contéis vuestras opiniones y experiencias, que siempre, siempre, enriquecen.

Imagen: Carl Dwyer, Freeimages. Entrada inspirada por el libro que me estoy leyendo: Psicología para creativos, (Ed. GG)

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Buffer this page

6 Respuestas

  1. Me pasa exactamente igual a diferencia que casi no salen trabajillos, y si salen no son muy bien pagados, todos los días estoy que me invento, que creacion hago hoy y cuando me doy cuenta entre una cosa y otra se me ha ido el día, pues también tengo un chiquillo y ellos demandan muchas cosas, pero la fortuna es que me lo estoy gozando mucho…saludos, bueno tu post

  2. Mari Carmen

    Hola, yo termine mis estudios como grafista maquetista y aparte también estudie autocad pero vivo en una ciudad pequeña y los trabajos no abundan , algún favorcito aquí algún retoque allá y encima todo lo quieren gratis. Yo aun no se lo que pedir por mis trabajos porque nada les parece bien, quieren que se lo hagas gratis. Yo tengo una minusvalía física que me resta movilidad y resistencia así que este trabajo me viene de maravilla pero no se como ampliar mis horizontes para vivir de mi trabajo. Necesito que me aconsejéis y me guieis un poquito. Gracias

  3. Yo he trabajado varias veces desde casa, primero como freelance haciendo principalmente diseño gráfico para los gráficos de webs, algo de maquetación también y edición de video. No estaba mal, pero claro, a veces había mucho curro y otras muy poco.
    Y posteriormente he estado 4 años diseñando y desarrollando software desde casa, pero con contrato por cuenta ajena y sueldo fijo vamos, y para mi era casi perfecto, podría llevar el horario que quisiese, de hecho muchas veces trabajaba toda la noche.
    Ahora que estoy en otra empresa también como ingeniero de software, que pagan más sí, pero horario fijo y supone estar ahí sentado 9 horas seguidas sin casi moverme (los viernes son 6h) y se me hacen casi eternas.
    Así que en mi opinión trabajar desde casa es mucho mejor, siempre que no seas una persona que precisa relacionarse constantemente con gente y no te guste estar solo casi todo el tiempo.
    Saludos.

  4. totalmente de acuerdo, no sé si porque soy madre y lo siento igual pero es cierto, crees que trabajar desde casa te va a hacer que el tiempo alcance para todo, la realidad es que si, alcanza para todo menos para el trabajo xD … ese es el punto, tengo que cocinar, limpiar, mi niño tiene 2 años asi que bueno, no lo puedo dejar de mirar ni un minuto, le dedico mucho tiempo pues no esta en un jardin actualmente y cuando lo estuvo, pasaba 4 hrs en él pero yo las ocupaba en limpiar la casa antes de que él llegase. Es cuestión de organizarse pensaba, pero por qué me cuesta??? y es porque siempre hay algo que hacer en casa que me roba tiempo y lo del trabajo es cuando sólo me sobran algunos minutos. Complicado pero estoy respirando profundo para no estresarme demás.

    • Laura Singular

      Te entiendo a la perfección, Nancy, es difícil, pero hay que establecer prioridades. Ánimo!
      Y gracias por tu comentario! 😉

  5. susana castillo

    Hola!! primera vez que leo y me vi reflejada tal cual!, hace unos meses deje de trabajar en una empresa que estuve x casi 9 años, y hoy estoy en el vacío, con una hija por cumplir 10 años y un hijo que cumplirá 2 es muy difícil hacerlo en casa, me contacte con un cliente para un trabajo y créeme, que a pesar de sus pro, como tu lo mencionaste, es dificil, no hay hora de termino, ni inicio, puedo estar haciendo los queaseres y llamamre en cualquier momento y es una tensión, lamentablemente en mi situación no puedo rechazarlo, porque me lo recomendaron y es un cliente, y ahora que necesito empleo, que por la edad muchos aquí en Perú, se basan en eso. Dios quiera que las cosas mejores porque estoy buscando más cleintes pero hay demasiada compétencia, y lamentablemente tienes que rebajarte en precio pero no en calidad, mi trabajo es optimo, pero aveces la necesidad puede hacer que bajes los costos de la buena calidad de tus productos, en fin.

Dejar una opinión