Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Vivimos en un mundo diverso con culturas que conviven muy de cerca. Sin embargo hay barreras que a pesar de su simplicidad, resultan insalvables. Sí, hablamos de tipografía, eso tan pequeñito. Pero, ¡TAN GRANDE! Hablamos de comunicación, que no sólo es hablar, también es leer y escribir. En este mundo cercano donde conviven distintos alfabetos irreconciliables algo había que hacer. Y Andreu Balius ha empezado a hacer algo.

Andreu Balius es un diseñador de tipografía (y también gráfico) que se dedica a esto desde principios de los 90. Vive en Barcelona y es fundador de Typerepublic.

Su última creación es una fuente multiescritura. Su nombre es  Al-Andalus y permite componer textos en alfabeto latino y árabe. Puedes combinarlos en una misma página, en un mismo párrafo, ¡o incluso en una misma línea!, ¡increible!

Muestra de texto escrito con Al-Andalus a distintos tamaños y conbinado con alfabeto latino.

No me he visto nunca en la necesidad de trabajar con el alfabeto árabe, pero sí con chino y fue una auténtica odisea. El trabajo se complica muchísimo, entre el desconocimiento del idioma y que las opciones tipográficas son mínimas, lo fácil se convierte en complicado y lo complicado en imposible.

Este tipógrafo ha tomado una actitud responsable como diseñador. Al-Andalus elimina las barreras que existen entre dos culturas. No se trata simplemente de una herramienta… o puede que sí, una herramienta para comprender mejor el mundo.

¿Por qué eligió el árabe y no el chino, por ejemplo? Había que elegir alguno y se decidió por el segundo más utilizado en Europa. Además, esta cultura ha tenido mucha influencia en la nuestra. Los lazos que nos unen son fuertes.

Andreu Balius ha estado 4 años (2009-2013) trabajando en este proyecto. Ha tenido que aprender a leer y a escribir otra vez. Incluso dio unas clases de árabe para sumergirse en este mundo desconocido, donde caligrafía y tipografía están muy unidos.

La tipografía árabe es cursiva por naturaleza y tiene más importancia el conjunto de la palabra frente a las letras por separado. Aunque os parezca raro, yo también di clases de árabe hace años, ¡yo qué sé?, me dio por ahí. Y como dijo Andreu, según en qué posición aparezca una letra del alfabeto dentro de una palabra puede escribirse de distintas maneras. Una sola letra, puede tener hasta 4 formas diferentes de escribirse. Además de esto, en árabe las letras están siempre unidas, a diferencia del alfabeto latino cuyas letras son independientes. Así que os podéis imaginar, el trabajo en este aspecto ha sido extenso, las ligaduras son infinitas.

Un bonita ligadura en alfabeto árabe.

De los distintos estilos de tipografía árabe que existen, eligió el Naskhi, que es el que más se adecúa a textos literarios y poesía. Ha hermanado esta fuente con la latina Pradell, con la que combina a la perfección. El árabe tiene tendencia horizontal, mientras que el latino es vertical, aún así, ha logrado la armonía perfecta entre los dos sistemas de escritura.

Ha hecho un gran trabajo, difícil y laborioso. Yo espero,  y supongo que Andreu Balius también, que esta tipografía ayude a una mejor comprensión entre culturas, a veces tan distintas y siempre tan cercanas.

Si os interesa haceros con ella, la encontraréis aquí: typerepublic.

Toda esta información la he sacado de una charla que dio Andreu Balius en la Fundación Tres Culturas dentro del programa del Sevilla Design Walk organizado por LAB Sevilla. Ha sido un placer volver a verlo y escucharlo. No ha sido la primera vez, hará 10 u 11 años ya nos habló de tipografía a mi y a todos mis compañeros en el IED.

Imágenes: Andreu Balius

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Mujer plural. Diseñadora gráfica, community manager y madre ocupadísima. Me gusta leer y escribir, sobre todo de diseño, ilustración, tipografía y arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *