Este post es la continuación del de la semana pasada, donde hablábamos de tormenta de ideas, mapas mentales, etc. Las cosas como son, mientras más herramientas tengamos para hacer nuestro trabajo, mejor. Cuanto más pensemos, mejor diseñaremos, te lo digo yo. O dicho de otra forma. Seguro que, si pensamos, podremos buscar la solución más idónea a nuestro problema. Si pensamos, nuestra creatividad florece.

Pintando en naranja

Sigamos pues…

Grupos de discusión

Hablar con el público al que va dirigido tu producto o servicio puede ayudar muchísimo. En los grupos de discusión o grupos focales, una muestra representativa de este público mantiene una conversación. No se le puede otorgar más valor del que tiene a las conclusiones, pero ayuda a obtener una visión global.

  1. Reúne de 8 a 10 personas. Evita grupos demasiado heterogéneos.
  2. Planifica tus preguntas. Ten claro qué quieres saber y haz preguntas abiertas y neutrales.
  3. Nombra un moderador y un asistente. El moderador dirige y el asistente toma nota de todo.
  4. Ambiente cómodo. Informa a los participantes del uso que se le dará a la información, invítales a algo, que se sientan a gusto.
  5. Actitud abierta. La conversación no debe dirigirse a una conclusión predeterminada, ni por ti, ni por ningún participante.
  6. Da autoridad a tus participantes. Ellos son los expertos, tu estás allí para aprender.
  7. Neutral, pero mostrando interés. Pregunta: ¿puedes decir algo más sobre eso?
  8. Una pregunta cada vez. No atosigues. Deja que mediten su respuesta.

Una conversación informal surgida en cualquier lugar también puede derivar en un buen feedback.

Matrices de posicionamiento de marca

Esto me gusta. Soy de ciencias y aunque ya se me haya olvidado casi todo, me encantan los ejes de coordenadas. Así es como se representan las matrices de posicionamiento de marca. A cada eje se le da un valor en un extremo y el contrario en el otro. Por ejemplo: formal-informal, clásico-contemporáneo (ejemplos I y II). Puede servir para comparar una marca con otras similares. O también para ver qué despierta en la mente del consumidor. Son muy usadas en marketing.

  1. Infórmate bien (como siempre) y haz una lista. Estudia el área que necesitas entender. Crea una lista, pueden ser marcas, personas, productos… que sean elementos posibles para el diagrama.
  2. Encuentra opuestos. Crea una lista de polaridades que te ayuden a organizar el material.
  3. Une los puntos. Coloca los elementos de tu lista en la matriz y busca patrones en los resultados, ¿hay espacios vacíos?, ¿o abarrotados?

Una marca siempre tiene una posición en la mente del consumidor, ¿coincide con el posicionamiento que se le quiere dar a la marca?

Investigación de campo

Esta es una oportunidad fantástica para levantarnos de la silla y dar una vuelta. Lo que es salir en misión de reconocimiento. Recorrer un espacio, observar los detalles, mirar desde distintos puntos de vista y a distintas horas del día. En coche, caminando… Ver qué hay de bueno, qué es mejor cambiar… Esto es esencial en proyectos de señalización de espacios.

  1. Visita el emplazamiento. Esboza un plano donde puedas tomar apuntes.
  2. Observa el lugar, fotografíalo. Evalúa de forma crítica el entorno, en las fotos puedes encontrar cosas que se te escaparon in situ.
  3. Crea un plano. El plano puede revelar zonas que pasaron desapercibidas o zonas muy saturadas. Coloca la señalización propuesta en el plano, compárala con la existente, es mejor que no haya exceso de elementos gráficos.
  4. Esquematiza imágenes. Redúcelas a simples contornos, únicamente pon lo necesario para mostrar el espacio. Simplificando conceptualizaremos mejor.
  5. Esboza conceptos. Usa las fotografías editadas, aportará carácter y unidad entre el diseño y el espacio. Los usuarios lo comprenderán mejor.

Estar presente en el espacio objeto de tu proyecto abrirá tu mente.

Existen muchas más técnicas útiles que nos ayudarán a definir el problema, estas son sólo algunas de ellas. Seguro que os ayudarán el día menos pensado. Espero que tengáis muchos problemas que resolver, eso querrá decir que tenéis trabajo, ¡aleluya!

Más sobre este tema: Definir el problema (I y III), Generar ideas (I, II y III)

Fuentes: Intuición, Acción, Creación, Graphic Design Thinking, Ellen Lupton Ed. GG Imagen: hotblack, morguefiles

Mujer plural. Diseñadora gráfica, community manager y madre ocupadísima. Me gusta leer y escribir, sobre todo de diseño, ilustración, tipografía y arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *