Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Eureka

Estoy terminando de leerme un libro, se llama Intuición, Acción, Creación, Graphic design thinking, de Ellen Lupton. Seguro que conocéis a esta mujer, bueno, a mi me encantaría conocerla, no tengo el placer… pero hemos oído hablar de ella, ¿verdad?

De ella es esa famosa frase de “piensa más y diseña menos,” es escritora, curadora y diseñadora gráfica y me encanta! En este libro que estoy leyendo ahora habla del proceso de diseño, de sus fases y de técnicas de design thinking que podemos emplear para llevar a cabo nuestro proyecto de la mejor manera.

El trabajo del diseñador gráfico es creativo, pero no es arte. Esta es mi opinión, que sé que este es un tema escabroso. Una de las razones principales es que trabajamos bajo el encargo de un cliente. Tuve a Manuel Estrada de profesor eventual cuando estudiaba en el I.E.D., él describia así nuestro trabajo: el cliente te dibuja una diana y tu debes disparar y dar en el blanco. El artista dispara la flecha y dibuja la diana allí donde ésta haya caído.

Ser creativo no implica ser artista, todos podemos ser creativos en cualquier situación, ésta nace cuando nos enfrentamos a un problema y tenemos que resolverlo. Habrá mil maneras de hacerlo, algunas más creativas que otras. Yo pienso que la creatividad se trabaja, que está en cualquier parte y que sólo tenemos que currárnoslo un poco para dar con ella. ¿Os acordáis del post de Cocoe y su sesión inspiracional? Muy ilustrativo en este tema.

En este libro habla del proceso de diseño y lo divide en tres fases principales:

– Definir el problema

– Generar ideas

– Definir la forma

De todas ellas, pienso que la más importante es la primera, hablamos del briefing, de la comunicación con el cliente. De tener claro a dónde queremos llegar… o lo que es lo mismo, dibujar bien nítida la diana donde hay que disparar. Puedes trabajar mucho en vano si no tienes claro este punto y nos vamos al siguiente.

Para cada una de estas fases emplea Ellen técnicas de Design Thinking. ¿Y qué es esto del Design Thinking?

Tim Brown, fundador de ideo.com, es uno de los culpables de la masificación de este concepto y lo define así:

“El Design Thinking trata de una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente y en oportunidad para el mercado”

Es una manera de resolver problemas con muchas más posibilidades de éxito y corriendo menos riesgos. En los próximos post veremos algunas de estas técnicas… Mientras tanto, mira a ver si posees estas cualidades que Tim Brown relaciona con las personas que practican el Design Thinking:

– ¿Eres capaz de generar empatía?

– ¿Dispones de un pensamiento integrador y global?

– ¿Usas la experimentación como método de trabajo?

– ¿Disfrutas del trabajo en colaboración con los demás?

– Y sobre todo… ¿eres optimista?

Fuentes: Intuición, Acción, Creación, Graphic Design Thinking, Ellen Lupton Ed. GG, Advenio, Emprender, modelos de negocio y startups Imagen: MorgueFiles

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInBuffer this page

Mujer plural. Diseñadora gráfica, community manager y madre ocupadísima. Me gusta leer y escribir, sobre todo de diseño, ilustración, tipografía y arte.

15 Thoughts on “Pensando más y diseñando menos”

  • Enhorabuena por el artículo, es reflexivo e muy interesante.

    Sobre si el diseño gráfico es arte o los diseñadores somos artistas… es un tema muy delicado y creo que incluso subjetivo. Pero el argumento que utilizas me parece que no es el más acertado, pues tú dices que: “El trabajo del diseñador gráfico es creativo, pero no es arte… Una de las razones principales es que trabajamos bajo el encargo de un cliente.”

    Si nos remontamos en la historia, los artistas también trabajaban bajo el encargo de un cliente que marcaba las directrices del proyecto.
    Trabajos de gran contenido contenido semántico y alfabetidad visual, pues, qué es el techo de la Capilla Sixtina, sino que una secuencia de escenas representativas del Antiguo Testamento, a través de las cuales los feligreses analfabetos podían aprender las Santas Escrituras.

    Y si estas obras son Arte… ¿qué diferencia hay en las ilustraciones de cuentos infantiles? también son ilustraciones de escenas que narran una historia… (aunque hay ilustraciones que verdaderamente son obras de arte, pero otras en cambio son muy básica e incluso feas). ¿Dónde está el punto de separación? Los grafitis también tuvo que pasar algún tiempo hasta que se hiciesen un pequeño espacio en la historia del arte y muchos son por encargo.

    Difícil y delicado tema, pues utilizamos las mismas herramientas de lenguaje y composición.

    • Como bien dices, Lidia, es un tema delicado con el que siempre se crea debate. Creo que esto es algo subjetivo. Según quien, pensamos de una u otra manera. Yo tengo claro cómo me siento y no me siento una artista. Los límites están difusos y ciertamente, veo trabajos de compañeros que son auténticas obras de arte. Supongo que también depende del trabajo a realizar y del encargo.
      Muchas gracias por tu interesante comentario, ¡saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *